Desde 2006, Café Brújula les ofrece a sus clientes cafés regionales de calidad excepcional, en el Centro Histórico de Oaxaca. Día tras día nos encontrarás tostando y catando cafés, extrayendo espresso, texturizando leche, y vertiendo arte latte, siempre comprometidos a servir sobresalientes Cafés de Especialidad de las distintas regiones caficultoras de Oaxaca.


Café Brújula se enorgullece de tener sólidas relaciones de Comercio Directo con varios de los más entusiastas y meticulosos caficultores oaxaqueños. Sus extraordinarios cafés no sólo saben deliciosos, también son orgánicos y cultivados bajo sombra: deleitan al paladar, mientras protegen el medio ambiente y contribuyen a la conservación del hábitat de la vida silvestre.


Después de encontrar los mejores cafés de especialidad cultivados localmente, los tostamos en lotes pequeños en un tostador de tambor tradicional, aplicándole un poco de ciencia a la tradición de siglos. Nuestro perfil de tostado es de una mayor complejidad en taza: para desarrollar el cuerpo del café y al mismo tiempo conservar sus aceites esenciales, para caramelizar sus azúcares naturales, y resaltar los atributos distintivos de su origen de cultivo. El resultado es delicioso.


El grano perfecto se convierte en café delicioso a manos de un barista experto. Nuestros baristas reciben meses de entrenamiento y práctica — moliendo, dosificando, compactando, puliendo, catando, calibrando, texturizando, analizando — antes de poder preparar bebidas para nuestros clientes. Cada espresso tiene que ser perfecto. Cada cappuccino debe tener la textura perfecta. Y cada bebida debe estar hecha como a ti te gusta.